Archivo del blog

viernes, 17 de noviembre de 2017

El brazo marchito

En mi segunda colaboración con la colección de clásicos de Penguin, ha sido descartada esta idea para el libro de Thomas Hardy, El brazo marchito, una antología de cuentos entre inquietantes y terroríficos. En la elegida también hay una doble imagen, pero más convencional.


martes, 7 de noviembre de 2017

Un año sin Cohen

Definitivamente, eterno.
Acrílico sobre madera. 60 x 60 cm.


Leonard Cohen. © Carlos Cubeiro

sábado, 19 de agosto de 2017

Brel project

Practicando el óleo para un proyecto que no acaba de arrancar


viernes, 28 de julio de 2017

Crónicas de un diseñador jubilado

Ya está a la venta en Amazon el libro digital Crónicas de un diseñador jubilado




¿Es un doodle una criatura mitológica? O dicho de otro modo ¿Qué diablos es un doodle? ¿Qué diseñadores prefieren retratarse detrás de una pancarta en lugar de hacerlo detrás de un cartel? ¿Sabías que el autor de algunas de las mejores fundas de discos de los 80 insistía en no firmar sus diseños? Y hablando de música ¿sabías que Freddy Mercury y Paul McCartney hicieron sus pinitos como diseñadores gráficos de sus respectivos grupos, aunque con desigual fortuna? Y a propósito de ídolos de masas ¿qué sucede cuando Cobi, la mascota olímpica de Barcelona 92, se va de copas con otros branding characters como él? ¿Sabías que la lápida del gran poeta de Irlanda, W. B. Yeats, presenta un interletraje deplorable? ¿Qué era el Letraset? ¿Por qué el protagonista de este libro afirma que la más importante rebelión del movimiento punk fue prescindir del Letraset?

Si eres diseñador gráfico, ilustrador, publicista, estudiante de cualquier disciplina que tenga que ver con la comunicación visual o, sencillamente, un lector curioso, y no sabes contestar a estas y a otras cuestiones de indiscutible interés, todavía estás a tiempo. Sólo tienes que leer este libro. Crónicas de un diseñador jubilado es una narración a cuatro voces: la de un narrador más o menos omnisciente; la de un gacetillero que escribe sobre temas de diseño en una conocida revista; la de G, un veterano diseñador que hubiera querido ser un poeta romántico y que se ha convertido, al menos, en un erudito de la historia del diseño gráfico y la ilustración; y, por último, la de Allan, mascota y entrañable camarada de G, un cuervo con más años de los que es capaz de contar, a quien siempre se le olvida hacer gala de la exquisita educación recibida en su Inglaterra natal.

Crónicas de un diseñador jubilado puede leerse como una novela, de forma lineal y consecutiva, pero también a salto de mata, empezando por cualquiera de sus capítulos y dejando para más tarde aquellos que, a priori, puedan resultar menos atractivos según los gustos del lector (aunque, digámoslo ya, este libro no tiene desperdicio). Repleto de jugosa información sobre la gráfica y sus creadores, son muchos los nombres y las referencias que en él aparecen. Como primer paso para que cada lector busque e investigue sobre aquellos autores o temas que más le interesen, al final de cada capítulo hay un link con una página que recoge un generoso surtido de imágenes relacionadas (en total, hemos seleccionado cerca de 900).

miércoles, 31 de mayo de 2017

Nueva web






Estreno web:

www.carloscubeiro.com

viernes, 9 de diciembre de 2016

Greta

De vez en cuando, hacer un ejercicio de estilo más académico puede resultar tonificante.

Greta. © Carlos Cubeiro

sábado, 12 de noviembre de 2016

En la muerte de Leonard Cohen

Su marcha no ha sido una sorpresa. La sorpresa, para los que sabíamos de su extrema fragilidad física, fue encontrarnos con un nuevo LP en octubre tan lleno de maravillas.

Hace 5 años editamos un libro de gran formato (30 x 30 cm) que hoy, gracias al desinterés por la cultura de algunos editores, está descatalogado. Con textos de Alberto Manzano e ilustraciones de Elisa Arguilé, Arnal Ballester, Imapla, Pep Montserrat, Elena Odriozola, Sonia Pulido, Sesé y el que suscribe.

Me ronda la cabeza la idea de darle una segunda vida, con nuevos ilustradores, más jóvenes, con más canciones, en un formato más práctico. Sé que será una pequeña odisea encontrar editor, pero un homenaje que no cuesta ciertos sacrificios tiene poco de homenaje y mucho de autocomplacencia.

En aquella ocasión, cada ilustrador teníamos la misión de ofrecer nuestra particular visión de tres canciones que, previamente, Alberto Manzano y yo habíamos seleccionado (nos fue facilísimo ponernos de acuerdo). Un texto de cada uno de los ilustradores, comentando su relación vital con la obra del poeta canadiente, precedía su capítulo correspondiente.

A continuación reproduzco el mío:

«Siendo un adolescente, cayeron en mis manos un par de cintas de Cohen. En aquellos días, mis conocimientos de inglés eran igual a cero, pero esa voz y esas melodías sugerían un mundo en el que valía la pena aventurarse. No tardé mucho tiempo en comprobar –gracias a las traducciones de un tal Alberto Manzano– que, efectivamente, esas letras llenas de misterio y melancolía eran el trabajo de un poeta exquisito. Desde entonces, la obra de Cohen siempre me ha acompañado y forma parte de esa particular banda sonora que todos vamos construyendo a lo largo de la vida.

Entre las canciones que he ilustrado está «The Traitor», una reivindicación de esa libertad personal que incluye el derecho a la pereza (esa es, al menos, la lectura que me gusta hacer). Este título define perfectamente la sensación que me ha acompañado mientras he realizado este trabajo. Congelar en una sola imagen el flujo de ideas y sentimientos que provocan las canciones, renovado en cada nueva audición, es –presumo– una pequeña vileza no exenta de encanto. No en vano musas y demonios compiten por inspirar respuestas a las preguntas que alientan el trabajo de los artistas.  

El ilustrador que abre ventanas entre los renglones de un texto, no pretende explicar, subrayar o –Dios le libre– adornar: la luz que entra por esas ventanas nada revela, pero, con suerte, generará sombras inéditas.»




Cubierta de Ilustrísimo Sr. Cohen

Anthem, de Leonard Cohen. Ilustración de Carlos Cubeiro

The Traitor, de Leonard Cohen. Ilustración de Carlos Cubeiro

The Guests, de Leonard Cohen. Ilustración de Carlos Cubeiro